Vie, 07/16/2010 - 14:31
Nelly Acosta / El Economista
Su voto: Nada Promedio: 4.2 (5 votos)
Steve Jobes deja de ser “perfecto”

Apple acepta fallas en iPhone 4

Lo prometido es deuda. Steve Jobs dio una conferencia de prensa el día de hoy para explicar el por qué de las fallas del iPhone 4. Un encuentro insólito si se considera que Apple no suele dar la cara frente a las controversias que generan sus productos.

“No somos perfectos. Los teléfonos tampoco”, dijo Steve Jobs.

Así reconoció las fallas para captar la señal celular del iPhone, a las que bautizó como “Antennagate”, sin dejar de mencionar que otros celulares de la competencia también presentan este tipo de problemas.

"Es el caso del Bold 9700 (de Blackberry), tal vez es uno de los teléfonos inteligentes más populares del momento. Lo analizamos", dijo Jobs, del cual mostró un video. También hizo referencia (con videos) de las fallas de señal de los modelos de Droid Eris de HTC y el Omnia II de Samsung.

“No se trata de un problema único, afecta a toda la industria de los smartphones”, dijo Jobs.
Comentó que Apple ha invertido 100 millones de dólares en investigación para resolver éste y cualquier otro problema que ataña a los dispositivos móviles, en el que han trabajado hasta 18 personas.

Algunas promesas

Además de reiterar la posibilidad de devolver el dinero a los clientes insatisfechos, Apple se comprometió a echar a andar las siguientes acciones.

-Actualizarán el sistema operativo del teléfono, con mejoras en el algoritmo de cobertura, para que sea más resistente a cualquier tipo de inconveniente técnico

-Proporcionarán protectores (llamados “bumpers”) hasta el 30 de septiembre

-Se actualizará el sensor de proximidad del teléfono, que también ha reportado fallas

Recuento de daños

•Desde su lanzamiento, el 7 de junio de este año, se han vendido 3 millones de iPhone 4.

•De todos los teléfonos vendidos, sólo 0.55% de han reportado problemas (alrededor de 165,000)

•Comparándolo con el iPhone 3GS, las devoluciones del iPhone 4 han sido son menores. Del 3GS se han devuelto 6% de las unidades vendidas mientras que del nuevo iPhone sólo 1.7%.