Vie, 10/16/2009 - 14:02
Abril Barajas / Mundo 52
Su voto: Nada Promedio: 5 (4 votos)
Estimulan la imaginación y satisfacen fantasías

Juguetes sexuales: divertidos y placenteros

Los juguetes sexuales han dejado de ser un tabú para convertirse en la parte creativa de una vida sexual sana, divertida y placentera. Hoy en día existen muchas opciones en el mercado para elegir el que más se acomode a tus necesidades. Los hay de distintos tamaños, colores, texturas y hasta musicalizados.

Especialistas opinan que su uso frecuente ayuda a fortalecer los músculos vaginales importantes en la respuesta sexual, lo que favorece orgasmos más intensos y encadenables, mayor control de los esfínteres, mayor recorrido de presión vaginal y una recuperación más rápida después de un parto.

Para los hombres son auxiliares para prevenir y tratar la eyaculación precoz, ya que al utilizarlos toman conciencia de las fases pre-eyaculatorias y de la musculatura en la zona pelviana, dando como resultado un mayor control, tonificación de músculos, y el manejo diferentes ritmos.

Los juguetes sexuales, intensifican el placer, ayudan a mantener la salud física, satisfacen fantasías, motivan la imaginación y la estimulación, incrementan el deseo sexual y son un complemento en la relación de pareja ya que ayudan a evitar la monotonía.

Algunas sugerencias

Petite chocolate.- Consta de una pintura hecha a base de chocolate con leche, es totalmente comestible, e incluye una brocha con la que podrás convertir el cuerpo de tu amante en toda una obra de arte.

Aceite besos de frambuesa.- Ideal para dar suaves masajes a tu pareja, provocando un sutil calor corporal, mientras disfrutas su delicioso aroma.

Cómete su ropa.- Porque no comerte a mordidas o a chupadas la ropa interior de tu pareja, existen diferentes presentaciones, las hay de chocolate, caramelo y gomas de sabores varios. Elige el que más te guste. Buen provecho. Los encuentras en sex shop.

Al agua pato.- Quién dijo que la ternura esta peleada con el placer. Existen vibradores con formas tan tiernas que nadie se imaginaria para que son realmente. El patito de baño, es un pato de hule común y corriente, pero que sirve para estimular los puntos erógenos del cuerpo ya que genera vibraciones. Búscalos en tiendas especializadas.

Disfraces sexys.- Que tal jugar a que eres una enfermera que va a revisar al paciente. Puedes ser una sexy mesera o una atrevida policía lista para esposar al ladrón. También hay para ellos, desde bomberos, policías, vaqueros o porque no plomeros, tu decides.

El límite es tu imaginación. Arriésgate a probar alguna de estas genialidades. Todo depende de la creatividad que le pongas.