Mié, 11/25/2009 - 12:45
Redacción / Mundo 52
Su voto: Nada Promedio: 5 (1 vote)
Empieza por enseñarles el respeto hacia los demás

¿Eres buen ejemplo para tus hijos?

¿Sabías que el 90% de la conducta de los niños proviene de sus padres?

De acuerdo con los expertos, el entorno familiar es fundamental en la formación de los pequeños, pues el resto lo aportan la escuela y otras personas que convivan con ellos.

A partir de los tres años de edad, los niños comienzan a tomar conciencia de su alrededor, “son como esponjitas” que absorben todo lo que ven y reproducen las conductas que ven, por ello es fundamental transmitirles buenos valores en dicha etapa.

La mejor manera de hacerlo es a través de nuestras acciones, cuando los padres se contradicen y no son coherentes con lo que predican; la mente del niño comienza a confundirse, se pregunta por qué yo no puedo y mis papás sí.

Es inútil repetirles cientos de veces que no hagan o digan ciertas cosas, si tú eres el primero en dar el mal ejemplo.

La especialista en el tema, Nora Nosenzo, autora del libro “Palabras desde el cosmos”, asegura que la mejor manera de educar es transmitir los principios básicos desde la forma de comportarse.

Los pilares para su educación deben ser la sabiduría, honestidad, juicio y valor.

Los primeros seis años de vida, son los más importantes para sembrar este tipo de conductas, ya que a partir de esta edad comienzan a formar su personalidad a través de lo que han aprendido.

Un primer paso es inculcarles el respeto hacia las demás personas y la naturaleza, de lo contrario, desarrollarán una forma de ser violenta y prepotente.

La mejor manera de hacerlo, es con un trato amoroso, pues así serán más receptivos.

Algunos consejos

  • Tómate unos minutos para contestar sus dudas
  • Procura entender la forma en cómo ve el mundo
  • Explícale con palabras tiernas
  • Míralo a los ojos cuando le des una instrucción
  • No le grites, ni grites a otras personas
  • Enséñale con juegos
  • Dale la oportunidad de elegir y respeta sus gustos

/doch