Mié, 06/03/2009 - 05:04
Roberto Yáñez Editor Lifestyle Mundo52/ foto Kerastase Kerachromie
Su voto: Nada Promedio: 5 (7 votos)
Un éxito su manual para cuidar el cabello

Alejandro Loccoco: talento a la cabeza

“Una nueva cara a la belleza de la gente” define la filosofía de este creativo estilista mexicano, el cual ha viajado por el mundo dando a conocer su fama.

La cita es a las 9 am en un hotel de Polanco. Él, desde temprano al habla en su móvil. Llega con anticipación y afable se presenta. En su mirada se nota una alegría contagiosa. “Empecé en esto por coincidencia. Un día mi hermana me pregunto ¿por qué no estudias para estilista? Al principio lo tome a mal, porque la concepción de la profesión no era muy bien vista, pero era mi única opción en ese momento para hacer algo en la vida”.

De una familia con escasos recursos económicos, Alejandro empezó un doble tren de acción; por las mañanas estudiaba la educación media superior y en las tardes, estilismo.

“Mis primeros cortes fueron con mis compañeros de escuela. De ahí empecé a crecer. Siempre tuve la conciencia de querer hacer algo de esta profesión. Cuando un estilista extranjero llegaba aquí, todo mundo lo admiraba. Yo me visualizaba en su lugar y me preparé. Las puertas se fueron abriendo, aunque creo que mi creatividad es lo que se reflejaba en el trabajo. Tenía facilidad en las manos”.

Desafío superado
Así, la coincidencia lo llevó a cambiar de lugar de residencia del Distrito Federal a Guadalajara y empezar una carrera empresarial en el ramo. “Abrí mi primer salón y no se paraba nadie. Lo natural era cerrarlo, pero decidí que no, que debía aguantar”. El resultado de su tenacidad es al día de hoy, una cadena de 20 salones establecidos y cinco institutos de belleza en el país además de un nombre que ya es una reconocida franquicia a nivel nacional.

De la mano del éxito
Loccoco es el responsable de la imagen de varias estrellas del espectáculo y ganador de diversos premios internacionales como estilista; es uno de los 16 mejores del mundo, lo que lo ha llevado a ser un ejemplo para sus colaboradores. “La gente ve en Alejandro a un motivador. Por ello, lo que hago ya tiene un sentido social: el que los estilistas sean no sólo mejores en su trabajo sino que en todo su entorno tengan un crecimiento integral”.

El año pasado presentó su segundo libro intitulado Método Loccoco: manual de belleza del cabello, el cual se ha distribuido en América Latina y en él, enseña esquemáticamente el cómo hacer del talento para el trabajo con el cabello, una disciplina. La obra está enfocada a estilistas “pero lo entiende toda la gente que lo lea”. Así, el trabajo de años lo comparte porque “la belleza está en el interior de las personas”. Y más allá de la fama, vierte el conocimiento adquirido a lo largo de 20 años de experiencia así como sus diversos estudios en el extranjero de una forma sencilla, tal como él es.

/doch